jueves, 3 de mayo de 2007

Superhéroe de supermercado.

En la fila para el pesaje de vegetales era el turno de una niña tímida y yo diría que sensible a mucho. Se le notaba la dificultad para con el mundo.

En eso una señora de maquillaje imperdonable se acerca al encargado del pesaje, le dice algo con semblante de preocupación o martirio y el encargado muy comprensivo toma la bolsa de vegetales de la señora y la coloca sobre la balanza.

Pero hay un superhéroe en el supermercado que tiene la situación vigilada. Un tipo de traje y corbata y cansancio que acude al llamado mudo de la niña.

Sin decir palabra se dirige a la balanza, saca los vegetales de la señora y se los entrega, toma los vegetales de la niña y los deposita sobre el aparato.

Sin decir palabra desaparece por entre las góndolas.

No hay comentarios: