sábado, 14 de julio de 2007

En feliz conversación tomó el mando y sacudió a todos con larga frase casi discurso medio enloquecido prácticamente opinión completa y jugada que una vez dicha se le hizo irreconocible porque nada así podría gestarse en su mente propia y nada así podría haber sido robado o memorizado o tenido seriamente en cuenta por su decisión propia y sin embargo había llegado al medio de algo de origen incierto pero que al final le pertenecía y debía hacerse cargo y entonces después de esa toma de conciencia no llegada a término hubo un intento de acomodo explicativo que fue torpe hecho de cosas prematuras mientras pensarías que cuándo iban a ir a exorcizarte porque era urgente que fueran a exorcizarte y así todo se entendería como una cuestión sobrenatural y se evitaría tu paso por una nueva oleada de toma de conciencia enteramente despiadada esta vez que llegaría a dejarte la idea de que alguien ahí se estaba dando cuenta de toda la sutileza psicológica molesta que te acontecía y entonces ya ni siquiera habría intimidad en la sensación. Además siempre teniendo en mente cómo creés que funciona el largo plazo de muchos de estos pequeños malos momentos unidos potenciándose, y que son pocas las cosas realmente terapéuticas que existen.

No hay comentarios: