miércoles, 5 de septiembre de 2007

Al final mañana no puedo porque van a operarme. Me van a transplantar un corazón de cabra. Sí, estoy contenta. No, no, a corazón abierto no, se lo sacan cerrado a la cabra y me lo ponen a mí, no hay necesidad alguna de abrir el corazón, solamente a mí me abren, y a la cabrita. Y, para el sábado, sí, dijeron que para el sábado seguramente voy a estar bien. Un poco rara, supongo. Imaginate. No, lo que pasa es que dijeron que de cabra era lo ideal en mi caso, por mi personalidad, si me ponían de algún animal bobo era como más de lo mismo, de cabra me haría un efecto mayor. No, estoy contenta, yo estoy bien así pero quién te dice, ahora ya creo que va a ser para mejor. En eso tenés toda la razón. Claro, la cabra está en coma, tuvo un accidente de tránsito.

No hay comentarios: