lunes, 27 de abril de 2009


Estaba esperándote afuera con el ánimo justo como para mantener una comunicación simple y que todo anduviera bien si es que los personajes implicados no nos salíamos de un par de normas básicas de convivencia, si adheríamos pacíficamente a un par de principios lógicos, si nos manteníamos en ese perímetro bastante chico y vos dirás aburrido del mundo yo soy capaz con este tipo y cantidad de ánimo que me gané por mi propia culpa de comportarme como una persona promediada entre lo que quiero ser y lo que quieren que sea. Puedo vivir en ese cálculo a fuerza de disciplina, a fuerza de un trabajo que produce sus dolores, sus lesiones, puedo hacerlo en nombre de cosas importantes de existencia dudosa y vos también y el resto de las personas también y eso es lo que más o menos venimos haciendo, más o menos. Estaba esperándote bajo el sol en un perímetro chico imposibilitado de sombra, me estaba tostando en nombre de cosas que me importan y no sé si existen y con el ánimo en cantidad y calidad complicadas, estaba al borde, al límite del perímetro chico, estaba muy al borde y al final me fui. Después a la noche la insolación dio paso a una actitud nueva, calma y analítica. Después a la noche yo solamente quería caminar en paz y así lo hice, fumar mi primer cigarrillo en nueve meses y que fuera tan innecesario como siempre había sido, y de hecho así es como resultó, yo quería describirte magistralmente los dolores las lesiones del trabajo que se hace para no volverse temperamental, yo no quería volverme temperamental pero descubrí en algún momento que era una manera interesante de enfrentar estas situaciones, quería que vos después me explicaras tu trabajo y la manera particular que tiene de lesionarte. Las emociones hacen eso, lesionan, las emociones sin dosificación sin bozal sin la ortopedia que propongo tienen su grado de riesgo. Los puntos débiles de la gente viste que brillan en la oscuridad cuando de emociones se trata, fosforecen, quedan prendidos a la hora de dormir de cada cual y hay gente viste que cuando no puede dormir se pone a afilar su hacha por ejemplo, y eso es un peligro.

No hay comentarios: